Los talleres artesanales de Semilla cobran ritmo para la campaña navideña

Telas, algodones, tijeras, agujas y muchas, muchas ganas. ¡Nuestros talleres están patas arriba! Y es que ya en agosto han regresado nuestras artesanas, que esperaban su “vuelta al cole” particular después de que el confinamiento obligara a parar los proyectos que Semilla para el Cambio tiene en los barrios de Sigra y Dashashwamedh, en Varanasi (India), en marzo.

“Ahora que se han levantado las restricciones y ha empezado el taller ¡estamos muy contentas de volver a trabajar!”, cuenta entusiasta Asha, una de las trece mujeres que se han reincorporado a las actividades.

Asha, que además es “una buenísima promotora de salud” en la ongd, según alaba la coordinadora de los proyectos Jessica Giner, llegó primero al proyecto de Alfabetización que Semilla tiene en los slums. Allí muchas mujeres y niños/as se dedican a recoger plásticos y otros materiales reciclables para luego venderlos y ganar algo de dinero. Un trabajo informal y precario que no les permite vivir con dignidad en India .

Cuando terminó su formación pasó a Corte y Confección para aprender técnicas básicas de costura y patronaje con las que poder conseguir un trabajo o iniciar proyectos de emprendimiento. Y de ahí empezó una nueva etapa en el taller de artesanía  .

En este proyecto las mujeres tienen un espacio en el que desarrollarse personal y profesionalmente. Es un lugar seguro, de empoderamiento y creatividad, en el que bajo la tutela de dos supervisoras sus manos se familiarizan con las agujas y máquinas de coser. Y aprenden a dar forma a pequeños elefantes de telamochilas, pulseras,cuadernos y muchos otros productos elaborados con tejidos, otros materiales y mucho mimo.

A tope con la campaña de Navidad

Y ahora que el ritmo ha empezado, ¡que no pare! Los meses de inactividad han hecho que Jumeela, Tajkeera, Rajina, Samsun, Seema, Rozi, Muskan, Reshma, Tajmeera, Marina, Piyari, Baisun y Laltusi vuelvan con mucha ilusión justo a tiempo para empezar la campaña de Navidad con la ayuda de Maarufa, que se encarga de cuidar a los/as niños/as de las mujeres que participan en algún proyecto de la ongd.

Gracias a su trabajo y dedicación, los regalos solidarios de Semilla para el Cambio estarán listos para que estas navidades regales doble: un producto artesanal único hecho de manera justa que además tiene el poder de cambiar vidas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies