Cuatro grupos a favor del empoderamiento de la mujer India

publicado en: Testimonios | 0

El pasado mes de octubre, cuatro grupos de música y baile de Euskadi actuaban en el movimiento Fair Saturday a favor de los proyectos de Mujer de Semilla para el Cambio, entre los que se encuentran los talleres artesanales.  Ostadar -grupo de danzas vascas-, Sinbanda, Madera y Dientes de Luna, que actuaron en espacios cedidos por Bizkaia AretoaCafé La Granja y Café Azkena, han querido dejar su testimonio de lo que supuso para ellos colaborar en el empoderamiento de la mujer en India.

De entre todas las causas y proyectos con los que se podía colaborar en el Fair Saturday, algunos, como Dientes de Luna, eligieron a Semilla porque tenían contactos dentro de la ONG y conocían su trabajo en los slums de Varanasi a través de amigos. Otros, como Sinbanda o Ostadar, por la labor que realiza la ONG y por “la imagen de seriedad y autenticidad” que percibieron en la web.

“En nuestro caso nos eligió ella a nosotros -explican los integrantes de Madera-. Supongo que todas hacen un gran trabajo, pero Semilla en concreto nos parece que hace una labor tremenda con el empoderamiento de la mujer en la India, además de centrarse en lo más importante: la educación, la sanidad, la nutrición…”.

Gracias a esta colaboración, todos han podido conocer más a fondo los proyectos de Semilla y, más en concreto, los que se destinan al empoderamiento de la mujer, y se sienten muy satisfechos por haber puesto su granito de arena. “Tocar nos hace felices, pero si además sabes que lo haces por una buena causa, te hace sentir aún mejor. Es darle un sentido mucho mayor al mero acto de tocar unas canciones”, afirma Madera.

“Este tipo de acciones nos permiten participar en la extensión de una cultura potencialmente transformadora -dice Jon Amuriza, coordinador de Ostadar-. Ayudan a dar a conocer una realidad lejana, que parece que no nos salpica. Personalmente pienso que ayudamos insuficientemente, ya que es mucho lo que se necesita”.

Los cuatro grupos consideran que la experiencia fue muy positiva. “Ha sido una gozada -dicen en Diente de Luna-. El ambiente que se respiró fue muy agradable, nos permitió conocer gente, darnos a conocer como grupo y sentirnos bien por ayudar a las mujeres de Varanasi”. “Con movimientos como el Fair Saturday hay gente que se da cuenta de la labor que hacen las ONG con los más desafortunados,y eso ya es muy importante”, añaden desde Sinbanda.

Todos ellos piensan repetir en próximas ediciones del Fair Saturday y algunos, como Ostadar, ya están trabajando en las propuestas para el 2017. “Para uno de ellos pienso en Semilla para el cambio. Me ha gustado especialmente la actitud de la ONG, que ha hecho fácil la colaboración”, cuenta Jon Amuriza.

“Hay que seguir trabajando para que la solidaridad no se convierta en una moda, en lo que toca hacer ahora, y se profundice especialmente en la idea de que los problemas y los dramas humanitarios a miles de kilómetros son también nuestros problemas“, concluye el coordinador de Ostadar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *