Anayet y Javi

NOVIOS SOLIDARIOS

En su boda eligieron regalar a sus invitados/as una tarjeta-detalle que ha financiado la nutrición mensual de 20 niños y niñas en India.

“Siempre es un buen momento para colaborar con un proyecto solidario, pero al final en una celebración de una boda que supone un gasto de dinero importante, me parece un momento ideal para que nos acordemos de aquellas personas que no lo tienen tan fácil como nosotros y de una manera diferente compartir ese día con ellos”, señala Anayet. “Con poco dinero en India se pueden hacer grandes cosas; nosotros con el dinero destinado contribuimos con el programa de nutrición infantil; concretamente, en la nutrición mensual de 20 niños”, nos cuenta satisfecha.

Anayet y Javi el día de su boda

RajinaShekh

ARTESANA BENEFICIARIA PROYECTO MARINA SILK

“Nunca pensamos que íbamos a tener una oportunidad laboral como ésta. Antes trabajábamos mayoritariamente con la basura o haciendo tareas domésticas y ahora tenemos una ingresos fijos que nos permiten apoyar económicamente a nuestra familia y nos dan más independencia. Al tener nuestro dinero, tomamos más decisiones sin que nuestro marido intervenga.

Además nos encanta pintar los pañuelos y nos enorgullece que la gente los elogie y los compre. Esto nos hace sentir valoradas y orgullosas. Es mejor de lo que nunca hubiésemos esperado”

RajinaShekh pintando un pañuelo MarinaSilk

Antonia Ayala

COMUNIÓN SOLIDARIA

Para la comunión de su hija Mari Paz eligió regalar a sus invitados/as  los marcapáginas que realizan las mujeres del taller de artesanía de Semilla

“Por motivos de salud, no sabíamos si mi hija podría hacer la comunión, así que me acordé de otros niños que no sólo es que no pudieran hacer la comunión, sino que carecían de un acceso digno a la educación o a una buena alimentación. Eso me motivó a buscar un regalo solidarios y encontré los de Semilla para el Cambio”. 

Comunión solidaria